Para el tratamiento de acabado de las piezas metálicas se requiere que la superficie de las mismas esté libre de suciedad como por ejemplo de aceites de corte, lubricantes, óxidos de metal o productos pulimentadores que se generan durante su fabricación y mecanizado. En ocasiones, las piezas vienen con una capa protectora de aceite antioxidación y anticorrosivo, que debe de ser eliminada.

La mayoría de los defectos de los depósitos están asociados a un proceso de limpieza inadecuado. Es por eso que la elección del ciclo de limpieza es fundamental durante el proceso de recubrimiento galvánico, y tiene un impacto significativo en la disminución del costo – producto por rechazos.

La selección del proceso de desengrase y de los productos químicos a utilizar viene determinada por factores como:

  • Las características del aceite, grasa o suciedad a limpiar
  • El tipo de metal de las piezas (compatibilidad de los productos de desengrase con las piezas metálicas y con los componentes no metálicos que pueden tener estas piezas)
  • El grado de limpieza requerido
  • El impacto sobre el medio ambiente (estipulaciones legales / normativas)
  • El coste económico
  • La morfología de las piezas (dimensiones, forma)
  • La cantidad de piezas
  • El manejo de las piezas en las diferentes etapas de su tratamiento
  • Las exigencias del tratamiento de las piezas en las etapas posteriores
  • Su posible impacto sobre la salud del trabajador (toxicidad de los productos químicos, estipulaciones legales / normativas)

Los factores importantes en la operación y su impacto en la eficiencia del desengrase también son de suma importancia para un mantenimiento óptimo.

 A continuación, una explicación de los factores a considerar al momento de elegir un desengrase que le permitirá estimar una vida útil y aprovechar la inversión en este paso fundamental del proceso.

Los componentes comunes en desengrases de inmersión y desengrases electrolíticos

  1. Alcalinidad – NaOH vs. CO3
  2. Sales contra la dureza de agua
  3. Tensoactivos (Surfactantes) – tipo grasa vs. tipo aceite
  4. Emulsificadores
  5. Agentes quelatos
  6. Sales de conductividad (desengrase electrolítico)

OPERACIÓN
Los parámetros de operación comunes

  1. Temperatura – caliente vs. ambiente y grasa vs. aceite vs. Solventes
  2. Alcalinidad – control por alcalinidad – NaOH vs. CO3
  3. Aditivos orgánicos – control por tensión superficial
  4. Adiciones – sólido con agitación vs. líquido

EFICIENCIA
Los factores que tienen un impacto en la eficiencia

  1. Temperatura – según el tipo de suciedad
  2. Concentración – según el tipo y cantidad de suciedad
  3. Contaminación – orgánica e inorgánica (metálica)

VIDA ÚTIL Y CONSUMO
Los factores que tienen efecto en la vida útil y el consumo

  1. Suciedad – tipo y cantidad
  2. Contaminación inorgánica y orgánica
  3. Neutralización – arrastres hacia dentro el baño
  4. Dilución – arrastres hacía fuera del baño – más consumo, más larga vida

En Galber ofrecemos desengrases por inmersión y electrolíticos especialmente formulados para la limpieza de Zamac, Cobre, Latón, Bronce, Aluminio, Metales Ferrosos y otras aleaciones.

Deja un comentario